15 de noviembre de 2008

¿liquidación por fin de temporada?... no, gracias


En el terreno de los sentimientos soy difícil, dicen. Lo sé. En apariencia soy difícil en cuanto a que no me dejo seducir fácilmente por quien primero hace toc-toc en mi puerta y ¡hala! ¡Ancha es Castilla!

Como siempre he dicho, la carne no está en plato por falta de gatos, pero es que no es un gato lo que espero para mi vida sino una persona. ¿Tan difícil resulta esto de comprender a algunos? Porque he oído argumentos de todas clases, pero el que más gracia me hace es el de que cuanto más mayor te haces –como si tuviéramos fecha de caducidad como los yogures- más asequible has de ser y más facilidades has de dar porque si no, no te comes una rosca. ¿Y quién ha dicho que me apetezca comer sólo roscas?

En los tiempos que corren, nada es más fácil que ligar con cualquiera. Quienes sólo pretenden algo esporádico –tan esporádico que a veces se reduce a tan sólo una noche- abundan como las setas en otoño. Mis respetos a su elección si eso les llena y les hace felices. A mí me produce un vacío tremendo porque no encuentro sensación más vacua que la de ir de mano en mano como “la falsa monea” que ninguno se la “quea”. Es mejor estar solo que sentirse un trozo de carne con ojos para un rato.

Hay quienes te venden la moto del amigos para siempre con tal de engatusarte, pero la realidad es que una vez satisfechos los instintos más primarios nada más que queda el “si te vi ni me acuerdo”. Hay quienes se presentan como los príncipes azules de tu vida y después del primer beso o siguen siendo sapos o destiñen al segundo lavado. Luego tenemos a los que se promocionan como la maravilla entre las maravillas y al poco te das cuenta de que sólo hablan de sí mismos sin parar, egocéntricos, haciendo de cada nimiedad de sus vidas un acontecimiento sublime cuando no son más que estupideces de gente inmadura que ni te escuchan nada de lo que pudieras contarles porque sólo se escuchan a sí mismos, sin mostrar ningún interés por ti. Para terminar por quienes confunden los verbos “enapollarse” y enamorarse.

Soy difícil ¿o tengo las ideas muy claras al respecto? Depende de quien me mire, así dirán. Lo soy para quienes buscan el sexo como una finalidad y no como la consecuencia de otras cosas tantas veces repetidas: complicidad, respeto, fidelidad, reciprocidad, sinceridad absoluta,… Valores devaluados para muchos en el ansia de vivir cada día como si fuera el último.

Me cansa oír el dichoso carpe diem usado por quienes buscan lo facilón en un afán de sexo exprés, para dar rienda suelta a unas necesidades más pensadas del ombligo para abajo que con el cerebro, porque no quiero ceñir mi vida sentimental a un momento inmediato y mañana encontrarme peor que ayer.

No soy frailuno o mojigato al respecto. En absoluto. Simplemente he llegado a la conclusión de que sólo me hace feliz entregarme por completo y sin límites a quien quiere compartir un camino mutuo, y aunque el destino pudiera separarlos un día porque nadie puede afirmar que será o no eterno, aunque sea lo que se desee desde el primer día. Y ese alguien tiene que ser consciente de que entre los dos no hay cabida para los celos, para las heridas gratuitas contra el otro, para intentar cambiar a quien tiene a su lado porque lo quiere de otra manera y no tal y como le conoció. Si no hay confianza, lealtad ni honestidad entre ambos, más vale que cada uno siga su camino.

Lo que no voy a ser nunca es carne de cañón para satisfacción ajena mientras yo me siento un perdedor por no ser fiel a mis principios. Cada cual tiene los suyos y yo sé cuales son los míos, y tan sólo aspiro a que se me respeten como yo respeto los de los demás, aun no compartiéndolos. Cada cual de su capa hace su propio sayo y yo soy el sastre del mío.

No me cabe duda de que habrá quien lo comprenda y lo comparta porque confiaré siempre en que todavía quedan personas con la cabeza sobre los hombros, y no en la entrepierna, y con las ideas claras.

© P.F.Roldán

Jorge Drexler:Antes

2 comentarios:

Mariko Cayinoto dijo...

me, no either, you are a realy human. Im just a comic, but i agree with all of your thougts

davide dijo...

Flipo con tus textos. Si muchos pensaran como tú creo que seriamos mas felices. Un placer leerte. Gracias ;)